67

Relatos eróticos de heterosexuales

El que la sigue la consigue (relato erótico)

Soltero, madurito y vicioso.

por Armando

Soy un, no se como decirlo, bueno un madurito de 36 años, soltero, vicioso, bueno ya se pueden imaginar. Trabajo en la costa mediterránea, en un hostalito, la verdad sea dicha que no es mucha cosa, pero se ven bastantes chicas en verano.

Bueno les voy a relatar una aventura de este verano pasado:

Corría el mes de agosto, y me vinieron una pareja de jovencitos, 21 el y ella 19 como pude ver en sus documentos. Simpáticos, cada dia charlábamos un ratito, yo la verdad a ella no la perdia de vista. Media sobre 170cms, un poco llenita, pechos grandecitos, morenita, etc… bueno ya se pueden imaginar, un tio de 35 como yo se la comia con la vista. Cada dia al venir a dejar las llaves les decia los mejores sitios de la isla, y las discos de moda.

Corria el mes de agosto, y mi compañero de trabajo, raul se llama, de 26 años, se fue de juerga con los chabales simpaticos. A la mañana siguiente me tocaba el turno de mañana, llegaron los tres: la pareiita joven, y raul el compañero. El joven turista llevaba una buena tajada, y la verdad que los otros tambien les bastaba bien. Me vinieron a ver y reimos un rato, raul me dijo que entraba por la tarde a las 3 y eran las 6 de la madrugada, por lo que querian tomar la ultima copa alli, por lo que reimos un rato.

Me volvi a dirigir al trabajo, y al cabo de un rato, bajo mi asombro vino raúl a que le dejara la llave de una habitación porque habian dejado al compañero de la jovencita, y el raúl me dijo literalmente : me quiero follar la rubia. Yo estaba muerto de envidiala verdad. Le di las llaves de una habitación. Raul se fue agarrado a la rubia hacia la habitación.

Deje las llaves encima de la barra de recepción y me encamine hacia el balcon de la habitación vecina, de la cual estaba raúl con la chica. Me moria de ganas por ver lo que hacián.

Sali al balcón y entre al otro que era la habitación que raúl llevaba la chica y observe a traves de las rendijas.

Entraron en la habitación y empezaron a morrearse, después el le quito la blusa, y le observo las tetas, grandecitas y bonitas, y acto sequido le quito el sostén , sus pechos saltarón libres y raúl las observaba con deleite, no tardo en deslizar la mano debajo de la falda, pude ver como la introdujo y empezo a pasearlos por el coño, Raúl saco los dedos y los olio, por lo que deduje que se los habia introducido dentro del coño.

Raul le quito las bragas , y ella se arrodillo, empezo a darle besos en la polla de arriba abajo y después pequeños lametones, en eso que raúl la cojio de la nuca y le endiño toda la polla dentro de la boca. Ella se sorprendio, pero agarro el pene y siquio moviéndolo hasta que salio de la boca y con el borbotones de semen, salpicando su cara y mojando los pechos. Raul gruñia mientras era ordeñado.

La chica quedo un poco decepcionada por la corrida rapida de Raul, por lo que Raul se ofrecio a hacerle una paja, con lo que ella dijo: dejalo tio!.

Ensequida me fui a mi lugar de trabajo y alli Raul vino al cabo de unos diez minutos.

Me dijo: tio si hubieras visto, lo he soltado todo antes de cepillarmela, por lo que yo mentalmente dije: si lo he visto y estoy a tope.

Al cabo de un rato paso la chica y no me pude resistir, por lo que le entable conversación y la invite a beber, al cabo de un rato, la tenia en el bote y basto darle dos morreos para llevármela a la habitación.

Alli tan salido y caliente iba yo, que la despelote enseguida y le masajee las tetas que las tenia pegajosa de Raul aun, pero eso no me importaba. Con una mano le estrujaba las tetas y con la otra busque su coño. Ella gimio cuando le entre el primer dedo, ella me agarro la polla y empezo a meneármela, me arrodille y se la introduje en la boca. La verdad es que ese dia queria un completo, y mas con una jovencita.

Parecia que iba lamiendo con hambre, mi amigo Raúl solo la había entrado en ganas.

Le embesti con fuerza igual que si le follara el coño. Ella se saco la polla de la boca y se tendio , invitándome a que la follara.

Se la meti con rapidez y la folle con fuerza, se la hiba metiendo hasta que mis huevos llegaban a tope. Ella me mordia el cuello y me apretaba el culo. Iba completamente ciego, y en eso que le dije a ver si le habian follado el culo nunca, y ella me dijo que no.

Dia de suerte. Poder encular por primera vez una jovencita.

La gire de postura y le observe el culo. Una delicia. Le introduci dos dedos previamente lamidos con mi saliva, para tener lubricado ese estrecho trasero y tenerlo bien dilatado para una buena enculada, ella gemia y se dejaba hacer. Descapulle mi polla y la coloque sobre su culo, acto seguido la introduje al mismo tiempo que le abria bien las nalgas con las dos manos, empece lentamente un mete-saca, ella empezo a mansturbarse el coño y después se corrio. Saque mi polla y me corri encima de su espalda. Vaya gustazo.

A la tarde se levantarón los dos jovencitos, el con cara de resaca y ella otro tanto, los salude y entro Raúl por la tarde. Lo salude y le dije que habia tenido que terminar lo que el empezo.

Tambien me viene a la memoria lo de hace un año, que vino un matrimonio a pasar las vacaciones, pero estos eran mas maduros, tendría sobre los 40, pero ella aun estaba de buen ver. Era de esas señoras que se cuidan mucho. Una señora alta, tetas grandes y un buen culo.

La señora cada dia venia a vernos a Raúl y a mi, bueno a todos, su marido se pasaba los dias pescando en las rocas por lo que la señora se aburría.

Todo empezo un dia que como siempre su marido se había ido a pescar, ese día yo estaba hablando con el camarero del bar de al lado, un tío de mi edad muy juerguero también, en eso que entablamos conversación y en eso que el tio, que se llama Lúis nos invito a un café al terminar mi turno, cosa que acepte y la señora tambien.

Hablamos y nos dijo que tenian un hijo de 15 años que habia quedado en la ciudad, que le gustaba mucho el sol pero su marido siempre practicaba la pesca en vacaciones.

En eso que mi amigo Luis la invito esa misma tarde a su casita de campo, en eso que ella acepto, quedamos.

Sobre las 3 de la tarde vino sin su marido, cogimos el coche y fuimos a las afueras a la casita de mi colega, allí bebimos chatos de vino reímos, y mi amigo ya se lanzaba.

Empezo por morrearla, y a sobarla, yo les dije que me retiraba un rato afuera, quiñandole un ojo a lúis que ya me entendio.

Me dirigi a la ventana y los observe. El le quito la blusa y le sobaba las tetas, al rato ella le toco el paquete y le abrió la cremallera, el se tendió en el sofá. Empezó a mamarsela de arriba abajo, después se metió los huevos en la boca, parecía que ni podia respirar se los habia metido todos en la boca, era muy viciosa la tía, el Luis estaba gozando se le veía, era una situación morbosa la mía.

La tumbo sobre la cama, empezó por hacer movimientos circulares con el pulgar sobre el coño de la tia, ella separo más las piernas y el empezó a lamerle el coño, le cogia del pelo y le presionaba para tener una lamida profunda.

Poco después empezo a montarla, le acerco la polla al coño de ella y le pego una embestida seca (supongo que la tia estaria bien lubricada) la iba penetrando profundamente, o eso se veia en las embestidas, el ritmo se hacia muy intenso, luis hacia un buen mete-saca, el ritmo se hizo rapidísimo y oi un suspiro de el y después de ella. Deduje que se habian corrido.

Luis salio a fuera y fumamos un pitillo. Reimos y me dijo que tenia un buen coño la tia, y que se notaba que sabia follar, le dije que habia visto la follada, y el riendo me dijo que su intención era correrse sobre las tetas de la tia pero que no ha aguantado. Me dijo que me la tirara que me gustaria.

Poco después almorzamos y reimos más.

Una hora antes de irnos agarre a la tia, y hice que me hiciera una mamada, lo cual me hizo, incluido comida de huevos, y al pajearme me introducia un dedo en el ano, es decir toda una experta. Poco a poco la tia se iba soltando y se le veia el vicio, yo por mi parte comprobe el coño el cual lleque a introducirle 4 dedos, pero a la tia no le gusto mucho por lo que empeze la follada.

Se puso a cuatro patas. Pude ver todo el coño y el culo. De hecho lo hizo para que lo pudiera ver, a partir de ahí, la embesti con unas buenas zambonbadas, ese coño absobia mucha polla, y en fin me corri sobre la espalda.

Y aquí les he contado la vida de un vicioso hostelero.

Enviar a un amigo!

Temas: .

Agregar un comentario »

 

Comentarios de los lectores

¿Quieres dejar un comentario?